Centros renales piden que IESS y MSP pague deuda de $ 10 millones

Se levanta a las 03:00 de la mañana para salir desde la parroquia Progreso hacia Guayaquil y recibir una sesión de diálisis hasta el mediodía que emprende el retorno a su casa. Esta rutina de 10 horas la cumple estrictamente tres veces por semana para mantenerse vivo, ya que padece de diabetes e insuficiencia renal crónica.

El hombre de 68 años explicó que no puede dejar de asistir a una diálisis, ya que se hincha y se descompensa.

Él es uno de los pacientes que temen que este servicio, asegurado por el Estado al ser una enfermedad catastrófica, pueda dejar de brindarse debido a la deuda de unos $ 10 millones que el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) adeudan a 18 centros de diálisis de las zonas 5, 7 y 8.
Estos comprenden entidades en las provincias de Guayas, Los Ríos, El Oro, Bolívar, Santa Elena y Loja, en los que se atienden 2000 pacientes.

Cristina Freire, vocera de estos centros privados, explicó que los pacientes que atienden son derivados de hospitales del MSP y del IESS y que el costo por mes de cada uno de ellos es aproximadamente $1400, tres sesiones cada semana.
Agregó que la atención en cada uno de los centros se mantiene de forma normal y que se realiza el llamado de pago, ya que se encuentran en iliquidez y sobreendeudamiento por el incumplimiento de pagos.

Ella explicó que el IESS está entre los plazos tolerables de deuda, pero que el MSP tiene facturas pendientes de abril.

“Hay preocupación porque no se ha tenido respuesta, nos dicen que no hay dinero”, dijo.

Añadió que ante los constantes atrasos, al menos 200 personas, entre médicos, enfermeras y personal administrativo , ha renunciado.

Añadió que esperan se concrete el pago lo más pronto porque necesitan pagar deudas adquiridas en estos meses para poder comprar insumos médicos, pagar al personal, entre otros gastos en los centros.(I)