Comuneros marchan cansados de tantos robos en Ambato

El vicepresidente de la Unión de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Noroccidente de Tungurahua (Unocant), Juan Carlos Lagua, manifestó que se vieron obligados en tomarse las calles de la urbe ambateña para hacer conocer que están insatisfechos con el trabajo de la Fiscalía porque no atiende las denuncias de tantos robos cometidos en estas zonas.

La marcha hasta la Fiscalía de Tungurahua lo protagonizaron la mañana de este martes alrededor de 1.000 comuneros y campesinos en donde dieron a conocer que no se oponen a las investigaciones acerca de los hechos del 1 de enero en la comunidad de Cullitahua, parroquia Constantino Fernández, en donde una persona fue quemada vida por supuestamente haber estado robando un vehículo al interior de una casa.

“En las comunidades no podemos vivir ni descansar tranquilos porque nos ha invadido la delincuencia, el robo, no importa ni se espera solo a la noche, sino que a cualquier hora del día se llevan los animales que cuesta mucho sacrificio para su alimentación y cuidado, entonces eso no está bien. Estamos cansados”, añadió el presidente de la Unocant, Juan Caisaguano.

La presidenta del Movimiento Indígena de Tungurahua (MIT), Rosa Jerez, aseveró que el caso de Cullitahua no se lo puede calificar como justicia indígena sino que es un linchamiento en el que dijo no están involucrados los dirigentes sino fue por la actuación de la comunidad cansada de tanto robo. También pidió que haya más respaldo de las autoridades para que exista mayor seguridad en las zonas rurales.

Testimonio de familiar de presunto ladrón quemado: ‘Los gritos de auxilio de mi sobrino fueron tan desgarradores’

Pedro Tisalema, fiscal de Asuntos Indígenas de Tungurahua, comentó que la Fiscalía es la casa de la justicia a la que se puede llegar sin necesidad de sacar turno para dialogar sobre lo que le preocupa a la población, además se lamentó de lo ocurrido el 1 de enero en la comunidad de Cullitahua, parroquia Constantino Fernández.

Ante los gritos de los comuneros de que no quieren que haya más robos en las zonas, Tisalema manifestó que están conscientes de lo que sucedió en la comunidad (el supuesto robo del que se le acusó a la persona que fue quemada), pero aseveró que tampoco con la violencia, prepotencia e ignorancia se va a sacar algo positivo.

Asimismo, Édison Villegas, fiscal provincial de Tungurahua, aseguró que la institución siempre está preocupada por el bienestar de la colectividad, que trabaja para toda la ciudadanía. (I)