Con fe y esperanza inicia semana con semáforo amarillo

“Nosotros nos comprometemos a rezar por el Alcalde para que haga todo lo que Dios le inspire’.

Los integrantes del COE cantonal recibieron ayer la bendición de Monseñor Bertram Wick, en una eucaristía que se celebró en la plazoleta de la Catedral ‘El Buen Pastor’, para iniciar esta semana con pie firme con el color amarillo del semáforo.

Cumpliendo con las medidas de bioseguridad y con el distanciamiento social respectivo se desarrolló la ceremonia religiosa, a la que asistió el alcalde Wilson Erazo y concejales.
Durante el sermón dominical, Monseñor se refirió a la situación actual que atraviesa el país y el mundo entero. Indicando que hay una cantidad de leyes que asfixian el bien de los hombres, que son impedimento para que ellos hagan su trabajo. Manifestó que Dios solo nos ha dado una Ley, “enseñándonos a amar los unos a los otros, como él nos ha amado, entregándose a nosotros”.

Dijo que los administradores de una urbe grande, Alcalde y Prefecta, comparten la responsabilidad de velar por el bien de las personas y tienen que correr contra normas absurdas, “hermanos pongamos una sola Ley, la del amor, yo en cada enfermo veo a mi hermano, mi padre y quiero que ustedes vean lo mismo, no podemos ser indiferentes”, sostuvo.

Hizo un llamado a no tener miedo por poseer convicciones, de sufrir por éstas, por hacer lo justo.

A cuidarse

Con fe pidió que este cantón mañana disciplinadamente salga de rojo a amarillo y que todos nos cuidemos, manteniendo bajo el contagio. “Ojalá y se atrevan a aplicar los remedios que ya hay, aunque el mundo dice que no hay, porque hace falta más muertos para sembrar el terror, pedimos al señor que nos ayude, nosotros nos comprometemos a rezar por el Alcalde para que haga todo lo que Dios le inspire”. (I)