El Metro de Quito inició la etapa de pruebas

 Quito – El Metro de Quito inició ayer la etapa de pruebas de transportación con la asistencia del presidente Lenín Moreno; el alcalde de Quito, Mauricio Rodas; otras autoridades públicas y el embajador de Estados Unidos, Todd Chapman.

La “primera prueba dinámica” de El Metro de Quito se inició en la Estación Iñaquito, que se estima servirá a 32.000 pasajeros diariamente, hasta la Estación Jipijapa, que transportará a más de 64.000 personas cada día. Las dos estaciones son las más avanzadas en trabajos de acabados finales.

El presidente Moreno expresó que el Gobierno seguirá apoyando este proyecto, que constituye un transporte rápido y seguro y movilizaría a cerca de 1.500 personas cada cinco minutos, y sin tráfico, tomando en cuenta que Quito tiene más de 500.000 autos y este número seguirá creciendo en los próximos años.

En tanto, el alcalde Mauricio Rodas recalcó que el cronograma y el presupuesto de esta obra se están cumpliendo sin contratos complementarios ni reajustes de precios y esto, en parte, es gracias al Gobierno, no solo por el aporte del 33% del monto total de la obra y las garantías soberanas que permitieron que el Municipio asuma el resto del financiamiento, sino por el constante respaldo.

Rodas también agradeció a los cuatro organismos multilaterales de crédito que financian el proyecto: el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, la Corporación Andina de Fomento y el Banco Europeo de Inversión.

Rodas recordó que el costo total de la obra es de $ 2.000 millones y detalló las etapas del proceso de construcción, que empezó en el 2016, luego llegaron las tuneladoras que hicieron su trabajos en tiempo récord, después los primeros trenes y, al final, la construcción de las quince estaciones.

La Empresa Metro de Quito informó que la obra registra un 80% de avance: de los 45 kilómetros en rieles ya se instalaron 42 (un 93%). Las obras civiles concluyeron en las quince estaciones y ahora se realizan trabajos de acabados e instalaciones eléctricas. Además, están en proceso de capacitación, en España, dos operadores que se espera sean quienes capaciten al resto de operadores.

A diferencia de otros sistemas como el Trolebús, los vagones del Metro son más amplios; los asientos, a los lados, y la iluminación del subterráneo es permanente. (I)