‘Es denigrante que por la corrupción nos atendamos en carpas’, el sentir de pobladores de Perdernales

Pedernales, localidad de Manabí, ha sufrido algunos golpes desde el terremoto de abril del 2016: la mancha blanca que casi liquidó al sector camaronero, la pandemia del coronavirus, pero el que los manabitas consideran el azote más terrible es el de la corrupción, que ha complicado obras como la construcción del hospital básico de 30 camas, un viejo anhelo de la comunidad.

Con desazón, Alvin Vera, integrante de la Veeduría Ciudadana, dijo no creer en la mala suerte. Esto, luego de que el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, anunciara que la construcción del sanatorio básico quedaba insubsistente.

La obra a cargo de Consorcio Pedernales Manabí se ha visto envuelta en denuncias de actos de corrupción, por los que el viernes se dictó prisión preventiva en contra del asambleísta Daniel Mendoza (Alinaza País), del director del Servicio de Contratación de Obras (Secob), Edmundo Tamayo, entre otras personas más.

Fiscalía incauta más de $1,6 millones en efectivo y cheques en operación para desarticular red de corrupción relacionada con la obra pública en Manabí

Vera estimó que al anuncio de Zevallos fue apresurado, así como la idea de que mientras tanto a Pedernales, epicentro del terremoto del 2016, se le dotará de un hospital móvil.
Cree que este cantón de más de 70 000 habitantes, que provee de muchas divisas al país con la exportación de camarón, debe tener otro destino en materia de equipamiento de salud y más aún porque es un eje para poblaciones del norte de Manabí y sur de Esmeraldas.

“Hoy por hoy que nos digan que a Pedernales le van a dar un hospital móvil es una vergüenza para el país mismo. Nosotros tenemos un compromiso del Gobierno y ese compromiso debe cumplirse, ya se va, pero nos queda debiendo el hospital”, señaló Vera.

Y contó que durante semanas pidieron a Fausto Tamayo y Jennifer Cobeña, director general del Secob y coordinadora zonal 4 de esa entidad, información del seguimiento de la obra, pero que nunca recibieron respuestas de ellos.

Ricardina Puertas Heredia, empresaria camaronera de este cantón, sostuvo que suspender los trabajos y llegar a una nueva contratación alarga los plazos de esta agonizante espera.

Señaló que existiendo la certificación presupuestaria, el Ministerio de Salud Pública debería asumir de forma directa una nueva contratación.

“Es realmente denigrante que por la corrupción sigamos condenados a atendernos en carpas. Ya es hora de que se haga justicia con las obras de la reconstrucción para Pedernales y sobre todo con nuestro hospital”, expuso Puertas.
Para Francisco Bravo, integrante del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, el anuncio del ministro Zevallos fue correcto.

“En ese contrato existen vicios terribles de nulidad, ahora se deben ejecutar las garantías y de esa misma manera de forma urgente volver a contratar la obra. Obviamente, previo a una liquidación constatar qué han hecho, evaluar qué han hecho los señores de Consorcio Pedernales Manabí”, citó.

En una entrevista otorgada el pasado jueves al canal Televisión Manabita, Johnny Toala, uno de los socios de Consorcio Pedernales Manabí, indicó que la obra llevaba un avance del 2,3 % y que estaba dentro de lo programado.

“Estamos en la excavación y los rellenos para el edificio principal, ya estamos listos para hacer la excavación para continuar con la construcción de las vigas de la losa de cimentación”, indicó Toala.

En esa misma cadena televisiva, Enrique Cano, procurador jurídico de la empresa que construye la obra, señaló que los dineros (no especificó monto) que le fueron adjudicando están tanto en BanEcuador como en una entidad crediticia privada.

Según la Contraloría General del Estado, aunque la construcción no tiene avances, la empresa a cargo de la edificación ya movilizó $7 321 724 del monto del contrato asignado por el Estado.

Cano ha sido intendente de Policía de Manabí en los gobiernos de Rafael Correa y de Lenín Moreno.
Cifras

$7 321 724 del monto del contrato asignado por el Estado ya movilizó el contratista, según Contraloría.

2,3 % es el avance en la construcción del hospital de Pedernales, según uno de los integrantes de Consorcio.

70 000 habitantes tiene este cantón que provee de muchas divisas al país con la exportación de camarón. (I)