Iguanas terrestres ayudarán a la restauración ecológica en isla Santiago de Galápagos

La Dirección del Parque Nacional Galápagos trasladó a 1.436 iguanas terrestres (Conolophus subcristatus), procedentes de la isla Seymour Norte. El proyecto se efectuó con la finalidad de cumplir con una restauración ecológica de la isla Santiago, informó el Ministerio del Ambiente. Un grupo de 25 guardaparques participó en este proyecto, desarrollado en cuatro fases. Las dos primeras iniciaron a finales de 2018 con la captura de los individuos, que fueron traslados a la isla Santa Cruz para iniciar su proceso de cautiverio y cuarentena. La tercera fase correspondió a la liberación de estos individuos en las zonas costeras: Puerto Nuevo y Bucanero, que cuentan con ecosistemas similares a los de su hábitat natural, con presencia de abundante vegetación para su alimentación. La última etapa del proyecto, que iniciará en febrero, incluye el monitoreo del establecimiento de las iguanas en la isla (adaptabilidad); reproducción (identificación de nidos); verificación de la biomasa, es decir, la identificación de las plantas favoritas para comer, y recolección de datos de sobrevivencia, entre otros. Esta actividad se realizó de manera conjunta con la Universidad Massey de Nueva Zelanda y la organización Island Conservation. Danny Rueda, director de ecosistemas de la Dirección del Parque, explicó que este proyecto permitirá proteger a la población de iguanas de Seymour Norte, estimada en 5 mil individuos. “Esta medida de manejo se ejecutó en base a información brindada por guías de patrimonio, quienes, a inicios de 2016, reportaron la pérdida paulatina de vegetación, principalmente de cactus, principal alimento de estos reptiles en la isla”, puntualizó Rueda. Adicionalmente, esta cartera de Estado establecerá un programa de manejo permanente de especies introducidas, como hormigas y roedores, para proteger las futuras zonas de anidación de iguanas terrestres en Santiago. “Esta acción de manejo, basada en información técnica y científica, permitirá garantizar la integridad ecológica de Seymour Norte y un exitoso establecimiento de las iguanas en la isla”, informó Jorge Carrión, director del Parque Nacional Galápagos. Sobre las iguanas La presencia de iguanas terrestres vivas en la isla Santiago fue reportada por última vez en 1835, durante la visita que Charles Darwin realizó al noreste de la isla. Casi dos siglos después, este ecosistema volverá a contar con esta especie mediante esta iniciativa de restauración. La iguana terrestre es un herbívoro que ayuda a los ecosistemas mediante la dispersión de semillas y el mantenimiento de espacios abiertos sin vegetación Carrión recordó que las iguanas terrestres de la isla Santiago “se extinguieron por la presencia de especies invasoras, como el cerdo feral, que fue erradicado en el año 2001, durante la ejecución del proyecto Isabela”. (I)