Más refuerzos militares para Santo Domingo de los Tsáchilas

Desde ayer los uniformados se sumaron a los múltiples operativos por la pandemia del coronavirus.

Las filas del Batallón Montúfar se incrementaron con el arribo de 160 uniformados, quienes ya prestan su contingente en los diferentes controles para combatir la crisis sanitaria causada por el Covid-19.

Luis Pinto, comandante del Batallón Montúfar, explicó que su personal permanece activo las 24 horas en toda la provincia Tsáchila. Además; recordó que este comando también cubre parte del noroccidente de Pichincha y el cantón El Carmen, perteneciente a Manabí.

Resultados

Verificar el uso correcto del salvoconducto y sobre todo supervisar que los ciudadanos acaten el toque de queda son las tareas principales para los miembros de las Fuerzas Armadas. Pinto reconoce que las jornadas son duras, pues; todavía hay quienes desobedecen las disposiciones nacionales, “en las noches seguimos encontrando a gente bebiendo en las esquinas de los barrios. Se le pide que vayan a sus casas y muchas veces nos agreden de palabra, nosotros actuamos y los ponemos a órdenes de las autoridades competentes”.

Los últimos días las cosas se complicaron debido a la autorización para el funcionamiento de talleres automotrices. Esto ha motivado la salida de personas y el irrespeto al dígito de la placa, controles a los que también se suman los militares. (JD)

Armas

Pinto dijo que actualmente la prioridad es combatir la pandemia. Por este motivo han mermado los operativos de armas, municiones y explosivos, “reconozco que hemos volcado toda nuestra fuerza a la emergencia, por eso ya no lo hacemos con tanta frecuencia”.

Desde Santo Domingo no se ha remitido personal militar para Guayaquil, según aclaró el comandante Pinto.