NIÑO MUERE TRAS DESCARGA ELÉCTRICA MIENTRAS USABA EL CELULAR CONECTADO AL TOMACORRIENTE

En Brasil, un niño de 11 años murió tras recibir una descarga eléctrica mientras jugaba en su teléfono móvil, que estaba conectado al tomacorriente recargándose.

Esto sucedió el 23 de agosto en el municipio de Santarém, estado de Pará.

«Estaban jugando con sus celulares, todo fue muy rápido. Se presentó un cortocircuito, creo que estaban usando un adaptador para cargar los dispositivos en el mismo tomacorriente, pero solo él [Matheus] recibió la descarga», relató María Raimunda, abuela del menor.

El menor, Matheus Macedo Campos, estaba jugando en la sala de su casa junto con sus primos. Ese día en Santarém llovió durante unas 12 horas y se registraron relámpagos.

El pequeño fue trasladado a un hospital, en el trayecto sufrió un paro cardiorrespiratorio y el equipo de emergencias logró reanimarlo. Sin embargo, al llegar al centro médico el niño sufrió otro paro cardíaco y pese a los esfuerzos del personal sanitario no se pudo salvarle la vida.

María Raimunda espera que la tragedia sirva de ejemplo para otras personas de que no se debe usar el teléfono móvil mientras está conectado al enchufe. Según datos del Cuerpo de Bomberos de Santarém, en lo que va del año en ese municipio y las regiones aledañas se han registrado 44 casos similares al de Matheus.(I)