‘No es destitución a Francisco Egas, es remoción de la presidencia de la FEF’, dice jurista

Distintos criterios se tienen en torno a lo actuado por el directorio de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, que determinó una reestructuración de sus dignidades con la salida de Francisco Egas y la sucesión de Jaime Estrada en la presidencia de la Ecuafútbol.

El análisis de juristas va a favor y en contra de una actuación “fundamentada en el Reglamento y Estatuto de la misma Federación”, según los miembros del directorio.

“Actuamos en el ámbito de la democracia, amparados en nuestra norma jurídica, en ese sentido es que logramos formular una reestructuración del directorio, con apoyo mayoritario de sus miembros”, comentó Carlos Galarza, nuevo vicepresidente de la Ecuafútbol.
Esa legalidad defiende el jurista deportivo Giovanny Cárdenas, quien aclaró que “la Federación se maneja administrativamente bajo algunos organismos, siendo el máximo de ellos el Congreso de Fútbol que es el que tiene atribuciones propias dentro de lo que es su propio estatuto. Esta entidad (Federación) tiene atribuciones que sus organismos y dirigentes deben cumplir”, dijo.

En ese sentido, el Congreso de Fútbol elige a los vocales del directorio, y entre estos se eligen sus dignidades.

“El directorio es el que se organiza y designa a sus propias autoridades. Regidos al estatuto, el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol es el presidente del directorio de la Federación, entonces la atribución es del directorio para designar a las autoridades”, explicó Cárdenas.

“Lo que ha ocurrido en este caso es una reorganización de las dignidades del directorio. No se le está desconociendo ni destituyendo (a Egas), porque el único que podría quitarle esa calidad de vocal del directorio es el Congreso. Lo que se hizo en este caso fue una remoción de la dignidad, por eso es una redistribución del directorio, así hay que leerlo”, agregó.

Por lo actuado en el directorio de la Ecuafútbol, el jurista considera que no se tendrán inconvenientes con organismos internacionales en cuanto al reconocimiento de las nuevas autoridades de la entidad rectora del balompié nacional.

“Acá no hay incursión de terceros en la decisión de la Federación, esa actuación está apegada a sus normas y esa es la legalidad que está representada en el Estatuto y Reglamento de la Federación, aprobado por un ente estatal, que en este caso es la Secretaría del Deporte”, concluyó Cárdenas.

6

Votos del directorio

De entre los nueve miembros, seis estuvieron a favor de una reestructuración de dignidades, con lo que se apartó a Francisco Egas de la presidencia, para ser sucedido por Jaime Estrada.(D)